Salir de Ganeon

Ayer volví a Ganeon. A huir. El río, ese río. Sé de dónde viene, pero no tanto hacia dónde va. Rodeado de un bosque tan denso, tan oscuro, tan impenetrable.

También volvió ese pensamiento, de Ganeon no se sale por tus propios medios. Parece no tener salida.

A Ganeon se llega huyendo y entonces Ganeon te rodea, te envuelve, te aturde, te persigue. Y te encuentras pensando cómo salir de donde entraste huyendo, huyendo.

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

(I)lógica de ser o parecer

Persona contemporánea, hiper-comunicación, redes sociales: ser o parecer.

Bella por fuera, bestia por dentro

Bestia por fuera, bella por dentro

Lógica en el comportamiento o en la apariencia

Ilógica en el comportamiento o en la apariencia

Lógica o ilógica, ¿da igual?

Heisenberg en su “principio de incertidumbre” indica que la realidad se modifica en la medida en que intentamos observarla, que el observador interviene y modifica las condiciones del objeto cada vez que quiere estudiarlo.

Al querer parecer, cambiamos nuestro ser

Al querer ser, cambiamos nuestro parecer

PD: Cuando el resultado es un espejismo, porque lo que importa realmente es el proceso…hasta que realmente ya no haya tiempo para más procesos, ni resultados…

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Contando problema o solución

Fuente

Encontró la solución en un cuento de El Aleph de Borges. El cuento, La escritura del dios. Había estado buscando durante décadas. Primero los problemas y, sólo durante los últimos días, la solución. Quizás el método no había sido el mejor. No, quizás no: El método «no» había sido el mejor. El método había sido una ruina en términos de eficiencia. Otro aprendizaje para esa maleta única que es la vida. Problema y solución, son dos caras de la misma moneda. Había pasado demasiado tiempo contemplando una de esas caras.

Quizás también por eso, de manera apresurada recogió todas sus cosas, metió en la maleta de viaje su vieja Smith & Wesson y su manoseado ejemplar de El Aleph, y abandonó el apartamento.

Un día después llegó a ese mismo apartamento el inspector de policía Steels, que hizo el resto.

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tiempo para

Tiempo para

Tiempo para ser, solo o en compañía

Tiempo para sentir, buscando un sentido

Tiempo para elegir con perspectiva, un paso atrás quizás

Tiempo para seguir, siempre buscando la salida

Tiempo para vivir sin fingir, sin saltar nuestras propias normas

Tiempo para un@, para ser, sentir, elegir, seguir y vivir sin fingir (sin mentir/se)

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Dad le so

La soledad. La soledad de enfrentarse al espacio en blanco y a la construcción de una frase

Silencio. Dad le so. Contribuir a borrar el vacío, el blanco de la página, el olvido.

Buscado por un@ mism@. Dar vueltas alrededor de un punto, pero sin ir a por él.

Y en su lugar girar y girar. O también – por muchos motivos – un@ deja el tiovivo y se esconde o huye

Cómo se puede cambiar el mundo, cuando lo primero es lo primero es lo primero.

Lo primero es cambiar nuestro rumbo. Una y otra vez. Una y otra vez ¿no?

Rebelarse es hacerlo cuando se quiera o se pueda, y quizás – de paso – un poco alejad@s, apartad@s…

Es seguir aunque no parezca que merezca la pena, o aunque parezca que llueve sobre mojado

Contribuir al ruido y a la palabrería y al hechizo, estés donde estés, en un bando o el otro

Contribuir a construir esa palabra, esa frase, ese párrafo, ese capítulo, ese libro….esa historia escrita

Silencio. Dad le so…

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , | Deja un comentario

Altos de Campana

Otro día por el Parque Nacional Altos de Campana. Día encapotado que nos ayudó a caminar por los senderos hacia el alto. Arriba y abajo en medio de un bosque que era selva. Verdes de diferentes tonos. Subiendo y bajando colinas. Una senda, un sendero, que a veces una baranda acompañaba o nos engañaba como a saltimbanquis o payasos en un circo. La baranda por un sitio y nosotr@s por el contrario. Y arriba, unas fotos de los colegas y del paisaje, a vuelo de pájaro, y ya. Vuelta a bajar.

Un paisaje majestuoso con la Bahía Chame al fondo.

Y de vuelta cruzamos a unos presuntos quintillizos y a nacionales de origen asiático

Y vuelta a casa con las violetas. Sabía que nadie llamaría, pero quizás me daba igual (o no). Por nada y por todo. Y porque hoy era un día para escuchar sus canciones (y muchas otras)

Publicado en Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

Camino de cruces

Caminamos de mañana, que no de buena mañana (la diferencia en kilos de sol y calor), saliendo desde Papaya y enfilando una entrada imposible, embarrada y candada. Por ahí no pasan bicis, pero tampoco personas. Pero al final pasamos. Nos metimos por un sendero, senderito rodeado de vegetación. El camino de Cruces.

Encontré animales por primera vez, salté riachuelos sin llegarme a caer (por poco). Me dijeron que a veces era mejor caerse que apoyarse en los árboles, por lo que pudiera haber. Paneles explicando el origen de ese camino. Camino de los primeros exploradores entre Colón (Caribe) y Panamá (Pacífico)

Llegamos y torcimos por el camino de las antenas, utilizado para las bicis. Y continuamos por la carretera de la floresta. Una autopista abandonada a la selva, que de tanto en tanto limpian, pero sin conseguir abrir sus aceras.

El último tramo también entre vegetación, un poco más abierto, pero no sencillo por las últimas lluvias. Me dice que por ahí pasan bicis…

Y llegamos a esa esquina por la que yo paso cada día. Ya sé lo que hay al otro lado, ya lo sabré, no solo ranas. También serpientes, tucanes, dormilones, bicicletas y viandantes.

El Camino Real de Cruces fue una de las rutas históricas del istmo de Panamá que conectaron el Mar Caribe con el Océano Pacífico durante la época colonial.

Publicado en Escritura, Escritura de viaje, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cerro Ancón

Me recogieron en casa y fuimos directos al cerro Ancón. Ése era el deseo, aunque nos perdimos antes de llegar. Llegamos a la puerta y nos mandaron para atrás. Aparcad abajo. Dejamos el coche y subimos atajando por unas escaleras comidas por el paso del tiempo y la naturaleza. Escaleras llenas de musgo y vacías de su sentido original. Escaleras que, de tanto en tanto, no subían a ninguna parte.

La subida no era suave pero era manejable. Íbamos hablando y el tiempo se hizo corto. Llegamos a la cima del cerro Ancón. Lleno de gentes del lugar con niños y niñas. Buscadores de pájaros y una familia con un conejo tranquilo (o miedoso) como mascota. Ah, y también vimos un dormilón. Un dormilón dormido en la cima de un árbol, a más de siete metros de altura. Dormir sin morir.

Luego rumbo a Amador. Hace poco se unió ese saliente con las (ex) islas Naos, Perico y Flamenco. Las familias aprovechan cualquier día vacacional para acercarse a estos lugares, a montar en bici, pasear y comer. Comimos bien en una cubichería en la isla Naos. Un día de sol, sin excesiva humedad. Un día de charla, de recrear y de recordar.

Publicado en Escritura, Escritura de viaje, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Temblor

Decisiones aplazadas, momentos que vienen y se van, momentos

El sonido de fondo de siempre (o habitual) en la profesión de los vendedores de crece-pelo

Despedida a la francesa a Belmondo ese magnífico as de ases (¿cómo hubiera sido en nuestro país?)

Pasamos otra página de la historia, el tiempo avanza sin piedad, para tod@s

Una persona sufre un accidente doméstico, una caída por ejemplo, y adiós

Un negacionista contrae el COVID y se arrepiente, pero muere

Marlon Brando vuelve y vuelve, y vuelve a ser actualidad

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

Pon una fecha

De qué sirve hacer algo que gusta, si al cabo no se disfruta

De qué sirve vivir o mal vivir así

¿La vida debería ser eso?

Y mientras nos seguimos destruyendo

¿Y si en lugar de una queja se escriben una líneas?

Pon una fecha, un deadline y a mover el mundo

Y re-empezar poco a poco a contar, porque siempre hay algo que decir

No todo es ser un/a pasmarote, espectador o figurante

Si nos ponemos, con un poco de suerte…

Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , | Deja un comentario