María Sánchez y Tierra de mujeres

María Sánchez Rodríguez (Córdoba, 1989) es una veterinaria de campo, poeta, narradora y feminista española y miembro destacado de la llamada “Nueva generación” literaria española. Con su oficio y con su narrativa reivindica (a) el medio rural y la figura de las mujeres en el mismo, (b) el papel de las mujeres en el medio rural, como el de su abuela y el de su madre, siempre con labores consideradas subalternas en un universo de poder masculino. Colabora habitualmente en medios digitales y de papel sobre literatura, feminismo, ganadería extensiva y cultura y medio rural.​

Seguir leyendo

Publicado en Escritor@s | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Otra África es posible

Nos cuenta LiterÁfrica que algun@s intelectuales african@s afilaron sus lápices para emitir su opinión sobre la pandemia del COVID-19 en diversos medios de comunicación. 50 personas firmaron un llamamiento a la movilización de la inteligencia, los recursos y la creatividad de los africanos para derrotar la pandemia por COVID-19 que se tradujo por  Inmaculada Ortiz para Casa África.

“Otra África es posible, como lo es otra humanidad, donde la compasión, la empatía, la equidad y la solidaridad definan las sociedades. Lo que antes parecía una utopía, entra ahora dentro del ámbito de lo posible. La historia nos está observando y nos condenará si nos permitimos conjugar nuestro futuro en pretérito.No perdamos la confianza en el futuro ni en nosotros mismos. Atrevámonos a luchar juntos contra la propagación de la COVID-19, atrevámonos a derrotar juntos la precariedad mundial creada por la pandemia”. Seguir leyendo

Publicado en arte, Autores | Etiquetado , , | Deja un comentario

Decisiones por etapas (VI)

Viene de  Decisiones por etapas (parte V)

Fase de (in)seguridades: “Eres la mejor. Sí. Destacas, aprecio (mejor si le dijéramos “apreciamos”, pero así pasa) de ti tu carácter, tu generosidad, sobre todo tu generosidad, esa forma de ser tan especial, tu sentido común y esa forma tan única de ver, analizar y hacer las cosas. Sí. Sin duda. Esa sería la forma de definirte: una persona única”. Y esta quizás podría ser la forma en que a Paula le hubiera gustado ser conocida o reconocida. Con un poco de arrogancia, quizás, hasta se lo habría tragado. Pero no. Más bien la frase que más se repetía, y nos repetía Paula era: “Nunca pasé de ser una escritora mediocre”. Sí. Esto es lo que Paula pensaba que otras pensaban de ella. Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

Decisiones por etapas (parte V)

Viene de Decisiones por etapas (parte IV)

Paula me contó que seguía seca, sin escribir, que su último intento había sido apuntarse a un taller de escritura a distancia, y que sí, que el taller estuvo muy bien, pero que había salido un poco frustrada, que su problema (o así lo creía ella claro) no era la técnica y “todas esas cosas” (entrecomillado suyo, de Paula me refiero), sino la perseverancia, el tesón, la motivación, buscar un incentivo para escribir. Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

Decisiones por etapas (parte IV)

Viene de Decisiones por etapas (parte III)

La conversación luego confluyó hacia aquello que también nos unía y de lo que tanto también habíamos hablado y escrito. Aquello que era transversal no sólo a nuestra amistad, sino también a nuestras escritoras favoritas.

Y así, me encontré diciéndole a Paula que si las palabras no eran un elemento esencial del sexo, si hablar no era finalmente una forma más sutil de tocar y si las imágenes que bailaban en nuestras mentes no eran tan importantes o más importantes que nuestros cuerpos y los cuerpos que cogíamos con nuestras manos y nuestros brazos. Paula, siempre tan directa y tan contundente, siempre tan atenta al quite, siempre tan ella, Paula, me dijo que el sexo era lo único que contaba para ella, que si no podía tener sexo, probablemente se mataría para escapar del aburrimiento y de la monotonía de estar atrapada dentro de su propia piel. Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Decisiones por etapas (parte III)

Viene de Decisiones por etapas (parte II)

Repasamos entonces lo que habíamos escrito, o lo poco que habíamos escrito. Habíamos escrito un panfleto juntas, tan inspirado en Paul Auster, cuando apenas teníamos 25 años y de eso hacía ahora más de veinte: una historia sobre una mujer que se despierta una mañana para descubrir que tiene una cara diferente; una historia sobre una mujer que pierde su cartera y pasaporte en una ciudad extranjera y vende su sangre para subsistir; una historia sobre una niña que cambia su nombre el primer día de cada mes; una historia sobre dos amigas que dejan de ser amigas debido a una disputa en la que ambas y sus argumentos están equivocados; una historia sobre una mujer que accidentalmente mata a su marido y luego decide pintar cada casa de su vecindario con un tono rojo brillante; una historia sobre un hombre que pierde el poder del habla y se encuentra cada vez más feliz a medida que pasan los años; una historia sobre una adolescente que huye de su casa y luego, cuando decide regresar, descubre que sus padres han desaparecido; una historia sobre una mujer joven escribiendo una historia sobre una mujer joven escribiendo una historia sobre una mujer joven escribiendo una historia sobre una mujer joven escribiendo una historia sobre una mujer joven… Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Decisiones por etapas (parte II)

Segunda parte de  Decisiones por etapas (parte I)

Cosas banales. Difícil de creer, pero nosotras llamábamos “cosas banales” a la literatura, que desde siempre nos gustó, junto a la escritura, que nos gustó pero practicamos poco. Y esta vez también, durante la conversación hablamos de literatura y, cómo no, de nuestra escritora preferida, Clarice Lispector, con su presentación de personalidades complejas, de halo misterioso y siempre en conflicto consigo mismas. Era nuestra preferida porque quizás las dos “éramos” Lispector, Lispector pero sin escribir o al menos sin escribir como Clarice Linspector, o sea nada de nada. Una de nuestras frases “lispectorianas” preferidas,“Escribo para librarme de la difícil carga de ser una persona”, y es que desde nuestra adolescencia, nuestra cargada persona nos perseguía de forma infructuosa para hacernos escribir.

Luego la conversación dio el clásico giro, pasando, esta vez sí, a la fase nostálgica que, de una forma o de otra, también se repetía desde nuestra adolescencia: “¿te das cuenta que en veinte años ya seremos viejas, pero viejas viejas?…Mira mi madre ahora”. Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado | 2 comentarios